A vueltas con la erótica.

Erótica proviene de Eros, el dios del amor de la mitología griega, asociado también a la atracción sexual y al sexo, cuyo homólogo romano sería Cupido.

Me refiero a la mitología como sustrato del imaginario social inconsciente, que evidentemente influye en las creencias sociales actuales.

Si la concepción primaria de Eros, y erótica por consiguiente, proviene de la holística asociación del amor y el sexo…¿por qué ha devenido en nuestra sociedad escindir estas dos vertientes conceptuales como enemigas, exclusivas y excluyentes en multitud de casos, vease sexo sin amor o amor sin sexo?

¿Por qué entender que la erótica es sólo relativa al deseo sexual y no al amor? ¿Por qué decir en algunos proyectos de educación sexual escolares: “educación afectivo-sexual”, encubriendo la conceptualización socialmente aceptada de que el sexo excluye el afecto (por eso tiene que recalcarse aparte)?

Nos encanta escindir en vez de aunar, separar en vez de intentar entender la globalidad de un concepto longevo y profundo.

Curiosamente, según la mitología, Eros se enamora locamente de Psique, la diosa de la mente o alma, teniendo una hija en común llamada Hedoné, que personificará el placer sensual y el deleite…globalizando conceptos: amor, sexo, mente, alma, placer, deleite…en una misma estructura familiar.

Somos lo que somos, sin poder separar nuestra sexualidad de los afectos que sentimos como deseables, como íntimos…ligados a nuestra erótica individual.

Y es biensabida la erótica de la mística católica de Santa Teresa de Jesús, por ejemplo, en su ferviente deseo de estar junto a su amado, deseo amoroso, que no ha sido tildado de sexual (por la identificación ciotocéntrica del término) pero que nadie negará al leer sus obras que su erótica era arrebatadora y prolija, llegando de la excitación al éxtasis, y no por ello deja de ser amorosa y devocional.

Y nuevamente dejo la puerta abierta a que cada cual se haga consciente de sus creencias individuales respecto a esta cuestión, las cuales conforman tu realidad, tu universo individual y constriñen la creatividad erótica por querer reducirla y dejarla fuera, como un ámbito exclusivamente sexual (en la acepción socialmente aceptada escindida del todo), en vez de incluirla en los ámbitos holísticos del día a día cotidiano y del ser humano que nos conforma, demonizándola unas veces y banalizándola otras.

Sin darnos cuenta, que ese Eros es el motor de gran parte de nuestros deleites personales, disfrutando de la belleza erótica que hay en la contemplación, incluso.

Dependerá de tu actitud amorosa y receptiva, la ampliación de tu erótica, más que de los hechos en sí, como la lluvia resbalando por tu piel, una música que eriza tu vello corporal o una caricia de un ser que nos atrae…incluir es abrir, amar es abrir tu corazón y tu mente…

Eso es tu erótica, abrir los poros de tu piel con una actitud amorosa y receptiva, una presencia absoluta en tu ser y en lo que te rodea, si así lo deseas.

Gracias por estar ahí, formando parte de mi erótica, el placer de crear con mi mente y compartirlo.

MAYSEX.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s